Este diseño

"Blanco Fuego"

 

Internet explorer logo  Mozilla Firefox logo  Netscape browser logo  Opera browser logo  Avant browser logo

Aunque no lo he probado, el código debería validar correctamente.  Sé que este sitio se ve como yo quiero que se vea en Explorer 6, Firefox 1.03, Opera 8, Netscape 8 (beta) y Avant 10.2.

 

Si dijera que tardé nueve meses en cambiar de diseño para esta página podría sonar un poco pretensioso y la idea se cargaría con un concepto místico-biológico que en realidad no tiene. Sin embargo, no puedo negar que fueron nueve meses los que duró el diseño anterior antes de ser reemplazado por este. Todo un record dado que anteriormente cambiaba diseños cada dos meses máximo.

 

En realidad, sólo tardé una semana escasa en completar este diseño. Semana que estuvo además llena de trabajo, salidas y mucho jugar Halo en el PC. Tiempo total de trabajo: digamos que unas 20 horas redondeando el número hacia arriba.

 

Esta nueva piel se llama “Blanco fuego”. ¿Por qué? Honestamente... porque no se me ocurrió ningún otro nombre bonito ni rimbombante, entonces preferí dejarle un nombre muy básico.

 

Solamente quería algo diferente a todos mis diseños anteriores, y que además reflejara una nueva idea personal: tenerlo todo lo más claro y limpio posible, sin adornos estúpidos que desvíen la atención de las cosas importantes y sin el uso de imágenes robadas de varias partes que no representaban en realidad lo que soy, y mostrándolo todo de una manera transparente, sin máscaras (de ahí el “Blanco”).

 

Además, el diseño debía reflejar mi propia simbología personal. No tengo simbología personal, por lo que no hay nada raro aparte de un logotipo antropomórfico que me representa encerrado en el propio laberinto de mi ego cuyas líneas fluyen de manera variable hasta desvanecerse, y el uso extenso de los colores del Fuego (elemento con el cual tengo afinidad): desde amarillo hasta rojo oscuro pasando por el omnipresente naranja y el gris ceniza para los enlaces visitados (los ya quemados).

 

Los botones de navegación primaria (inspirados en el ovum mágico de Hikaru en las ovas de Rayearth) tienen también su significado: el triángulo es mí forma geométrica fetiche, pero esta vez con cantos redondeados representando preñez de ideas y de conciencia interna. El punto rojo en medio del triángulo lo transforma y hace referencia al símbolo tradicional del sol (un círculo con un punto en medio).

 

Para la navegación secundaria escogí sólo el círculo rojo central del mismo botón anterior, para significar el acceso a lo más concreto.

 

El borde inferior es solamente relleno de última hora para hacer menos aburrido el diseño.

 

En fin, que no importa ni el nombre ni el concepto. Solamente valga decir que la idea era continuar con el precepto del diseño anterior: “nada de tablas, javascripts mínimos, nada de div-layers, sólo CSS”.

 

En el interior, el resultado es un código muy limpio (aunque no estoy seguro de que sea perfecto). Acabó siendo muy líquido (tenebrosamente líquido para mi propio gusto).

 

En el exterior, el resultado es muy extraño, demasiado extraño para mis gustos y mi tradición de mostrarlo todo de manera abigarrada. Tanto que no parece mi diseño. ¡Y por primera vez en mucho tiempo ofrezco una navegación bien diseñada!

 

Me gusta mucho verlo en 1024X768 y en 1152X864, aunque también lo he probado a 800X600 y el resultado me satisface. Pero mucho me temo que en pantalla Widescreen el diseño se verá terriblemente mal.

 

Y ya. Esa es la historia de este diseño que, como siempre, no sé cuánto durará.

 

Bogotá D.C.
Junio 23 de 2007

(Sospechando que este diseño resultó tan limpio y básico como reacción a la intoxicación visual que para mí ha representado la lectura de “Promethea” de Alan Moore.)