Tratado de Caratulogía Pink Floydiana

separador

© Rubén Andrés Martínez Arias

 

Capítulo 9

separador

Meddle

 

 

 

Gracias al Monesvol (y quizás a Dios y a la insistencia de la banda) la propuesta original de Thorgerson (el primer plano del ano de un mandril) fue rechazada a favor del oído y las ondas de agua. Decisión tomada mientras la banda estaba de gira por Japón.

 

 

 

 

 

 

Se pueden ver las imágenes de ondas superpuestas sobre un oído. Lo cual nos remite inmediatamente a las características del sonido, la difusión por ondas, la relevancia del sentido del oído.

 

Es innegable la relación que tiene la carátula con el tema insignia del álbum (Echoes), remitiéndonos inmediatamente al fenómeno de resonancia.

 

 

"En música, la resonancia musical se refiere a los sonidos elementales que acompañan al principal en una nota musical y comunican timbre particular a cada voz o instrumento musical."


Lo cual es clarísimo en Echoes.

 

 


La parte central de la carátula muestra a los integrantes de la banda, cosa que no se repitiría hasta 17 años después cuando los miembros de Floyd aparecerían en la parte central de la carátula de “Momentary”.

 

La carátula es la menos favorita de Thorgerson y de Powell, quienes siempre han manifestado que la imagen no le hace justicia al álbum.