Tratado de Caratulogía Pink Floydiana

separador

© Rubén Andrés Martínez Arias

 

Capítulo 11

separador

The Dark Side of the Moon

 

 

Dark Side of the Moon tiene de lejos y por muchísimo la carátula más popular, amada, usada, abusada y reproducida de todas las que tuvo Pink Floyd.

 

 

El fenómeno de la circularidad (entendida como repetición – regreso al punto de partida) está presente en esta carátula, haciéndole compañía a los anteriores fenómenos ya vistos de regresión (Ummagumma) y resonancia (Meddle).

 

 

 

A menudo se encuentra el comentario de que esta carátula "tiene un error", y es mostrar 6 colores en la descomposición de la luz, cuando comúnmente se entiende que los colores de la luz son siete.  “Error” que no importa, pues es tan solo una representación de una realidad. No es la realidad misma. Es sólo un diagrama esquemático.

 

El otro error (real) es que la parte trasera muestra un espectro convergiendo tras salir del prisma invertido, lo cual es físicamente imposible. Sin embargo, se usó como recurso artístico para dar circularidad al tema de la carátula.

 

En la realidad, la luz al pasar por un prisma se descompone en muchos colores, y en la práctica la delimitación de los mismos es tan sólo una arbitrariedad humana. Así como no existen el negro y el blanco solos (sino que hay toda una gama de grises intermedios), la paleta de colores de la luz visible no tiene paradas bruscas de color sino que es un continuo en donde cada cual se derrama sobre el otro y bajo el otro (uich, eso sonó muy p0rn0).

 

Esto se reflejó en la carátula revisada cuando se remasterizó el álbum en 1992, usando una foto real de un prisma en donde los colores del iris fluyen sin delimitación clara:

 

 

 

 

 

 

La tercera carátula (para el aniversario 30) muestra un fenómeno aún más complejo: la luz en diferentes niveles. Lo que está ahí (lo visible), lo que está adelante (los brillos), y lo que está detrás (las sombras).

 

 

 

 

Para la tercera versión de la carátula (el vitral) se hicieron varias pruebas diferentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente:

 

 

¿Qué es esta extraña sombra detrás del vitral en la esquina inferior derecha? Parece alguien asomado, o quizás no sea una sombra detrás de, sino el reflejo del fotógrafo que está delante de encuadrando la toma.

 

 

Posiblemente sí esté detrás. Quién sabe.

 

 

Y si son aún más detallistas, creen en los mensajes subliminales, o tienen habilidad para ver cosas donde posiblemente no las haya, descubrirán una mujer bailando con un velo aún más pequeña en la esquina:

 

 

(aunque sólo la verán si escanean su carátula a muy alta resolución y le aumentan el brillo y contraste de manera notable).

 

 

 

 

 

Es inevitable que alguien que no conozca Pink Floyd ni esté muy familiarizado con la banda o su estética acabe relacionando la carátula original de DSoTM con la bandera gay por el arco-iris.  Aunque puede equivocarse. La relación es forzada y no es acertada pues la bandera gay fue establecida en 1978 (si bien banderas arco iris de diversos diseños ya habían sido usados en diferentes contextos, sitios, y épocas muy anteriores: http://en.wikipedia.org/wiki/Rainbow_flag#European_history ) y la fecha de establecimiento del triángulo negro como símbolo lésbico no es muy clara, pero de cualquier modo no está directamente relacionado con la carátula de DSotM.

 

 

 

Pero, ¿quién mejor que el mismo Storm thorgerson para hablar acerca de esta carátula?



Pink Floyd in their infinite wisdom perused our 7 complex detailed roughs for this cover in a drab basement room at Abbey Road - submissions over which we at Hipgnosis had toiled for weeks - but managed to decide within 3 minutes which one they liked. No amount of cajoling would get them to consider any other contender, nor endure further explanation of the prism, or how exactly it might look. That's it, they said in unison, we got to get back to real work, and returned forthwith to the studio upstairs. Appropriateness was the key. The refracting glass prism referred to Floyd light shows - consummate use of light in the concert setting. Its outline is triangular and triangles are symbols of ambition, and are redolent of pyramids, both cosmic and mad in equal measure, all these ideas touching on themes in the lyrics. The joining of the spectrum extending round the back cover and across the gatefold inside was seamless like the seguing tracks on the album, whilst the opening heartbeat was represented by a repeating blip in one of the colours. But to look back now and reflect upon how the actual artwork itself had no colour, being just a tint lay, and how the spectrum was missing a colour anyway, and how the whole design was only cobbled from a standard physics textbook diagram (albeit cunningly), and how there was another album called DSOM only a year previously, all of this just goes to show how such matters pale if a design feels 'appropriate'. How fitting it is to be fitting!

 

Fuente:  http://www.stormthorgerson.com/

 

 

 

 

 

Una relación interpretativa muy diferente, interesante y desconocida para muchos es aquella que considera DSoTM como una expresión de elementos básicos del budismo. No sólo la carátula, sino las canciones del disco también:

 

“Las palabras más importantes en los conceptos budistas son: "Shiki soku ze Kuu".  Significa “el fenómeno es vanidad, el fenómeno es en vano”.  Este “en-vano” no es simple “vanidad”, sino que en el budismo tiene un significado especial. En otras palabras: la forma no es otra cosa que el vacío, el vacío no es otra cosa que forma: la forma es exactamente vacuidad, vacuidad es exactamente forma.

 

Podemos comparar la relación entre fenómeno y vanidad al prisma de la carátula del álbum.  Los colores en el prisma sugieren de manera suficiente esta idea. Como saben, un rayo de luz no tiene color, está sin color, o es luz blanca. Pero tiene entretejido todos los colores dentro de sí, en términos de un análisis espectroscópico.

 

Supongo que el espectro en el prisma simboliza el mundo de los fenómenos. Es decir: todo lo que tocas, todo lo que ves, todo lo que pruebas, y lo que sientes…

 

Pero todos están metidos dentro de un solo haz de luz; lo cual significa que renuncias al deseo mundano. Al materialismo, y te completas con el despertar espiritual.  Al parecer Waters dijo que el triángulo simboliza la ambición. En ese caso, el triángulo invertido puede ser un símbolo de anti-ambición.

 

¿Para ver el único poco confiable color tomarías una perspectiva pesimista de del color, del fenómeno? Sabemos que no.  Hay que experimentar la unicidad de la totalidad y de la individualidad para que en el eclipse solar los “todo lo que…” se reviertan a “nada de lo que…” de un solo golpe.

 

Fuente, e información más detallada sobre esta idea de las relaciones entre las canciones de DSoTM y los conceptos del budismo, aquí:
http://www.avis.ne.jp/~fancysc/spectro10.html (página en inglés).

 

 

 

 

DSoTM además traía como inserto dos afiches: uno de las pirámides de Egipto, y otro con fotos de los miembros de la banda.

 

 

 

 

 

 

También se incluían dos stickers con dibujos de las pirámides (versión de día y versión de noche)

 

 

 

 

 

En Estados Unidos, los afiches eran diferentes:

 

 

 

 

 

 

En Rusia la carátula de Dark Side era muy diferente:

 

 

 

 

Igualmente la contracarátula:

 

 

 

 

 

 

En Japón Dark Side se editó 5 veces en LP, y en una sexta ocasión se publicó en 1978 una edición limitada para ser distribuida por suscripción.  La edición fue cancelada antes de ser vendida, y las copias se destruyeron.

 

La razón de la cancelación de esta edición fue el hecho de que al parecer no era un prensaje debidamente autorizado por la casa disquera (aunque tiene las características originales de EMI/Toshiba), y la carátula mostraba una imagen diferente al icónico prisma:

 

 

 

 

 

Las pocas copias sobrevivientes de esta limitadísima edición japonesa con carátula alternativa que han aparecido suelen venderse por más de 5mil dólares en casas de subastas especializadas.